Privatizar el sistema de pensiones es el negocio del siglo

Hace unas semanas pudimos ver este programa en una televisión privada de España. En el se hablaba sobre cómo funcionan las pensiones públicas, los planes de pensiones privados y los intereses que se encuentran detrás del derrocamiento del primero de los sistemas en beneficio del segundo.


La conclusión a la que pudimos llegar es que se está planificando un gran negocio en torno al bienestar de los mas mayores y las pensiones públicas están abocadas a la desaparición. Así que me sentí motivado a actuar desde ya para construir mi futuro y el de mi familia.


Así que me puse a pensar en como podía diseñar un plan de pensiones que no estuviera gestionado por los principales actores de este mercado, es decir, bancos y aseguradoras. Quería un control del plan, es decir, de mi dinero y para ello iba a tener que implicarme en todo el proceso del mismo.

La finalidad de este proyecto es diseñar y poner en marcha un sistema automatizado que sea capaz de construir y gestionar un plan de pensiones correctamente. Muchos profesionales del sector consideran que esto es imposible y que nuestros ahorros deben pasar por sus manos. Estoy convencido que esto no es necesario y no quiero decir que uno de estos gestores no pueda superar nuestro sistema automatizado, sin  embargo, tengo muchas dudas que estos profesionales vayan a reservar sus mejores decisiones para la gestión de planes de pensiones destinados a ciudadanos corrientes.

Así que para poder automatizar un Plan de Pensiones, primero, tenemos que responder a las siguientes tres preguntas.

¿Qué es un Plan de Pensiones?

Un Plan de Pensiones no es mas que realizar una aportación económica a un fondo de reserva. En la actualidad es posible implementarlo contratando una cuenta de ahorros en cualquier entidad bancaria. Si no queremos preocuparnos podemos utilizar una transferencia mensual, trimestral, semestral o anual.

Una vez tenemos nuestro fondo de pensiones debemos pensar en hacerlo crecer. ¿Por qué?, sencillamente porque la inflación juega en nuestra contra. Todo país y economía inmersos en el sistema capitalista tiene como finalidad el crecimiento infinito y para poder financiarlo es necesario crear dinero constantemente, lo que termina provocando una subida en los precios y creando una perdida de valor del dinero con el paso de los años.


¿Cómo puedo hacer crecer mis aportaciones al Plan?.

Como ya hemos dicho, nuestro plan se va a nutrir de las aportaciones económicas que hagamos en el. Sin embargo, una vez hecho esto, tendremos que invertir los recursos económicos para conseguir rendimientos que nos protejan del efecto inflación. La bolsa y la compra de acciones son el método mas efectivo de conseguir esto a largo plazo. Si tienes 40 años y te quedan 30 años para jubilarte, lo que te interesa es saber si tus inversiones habrán crecido lo suficiente en este tiempo para que te permitan vivir justo en ese momento.

A muchas personas les da miedo la bolsa debido a que han perdido dinero en ella o porque les han contado que otros lo han hecho. Sus temores están mas que justificados debido al carácter aleatorio de los valores bursátiles. Por ello no hay que fijarse en algo tan volátil y manipulado como el precio de una acción sino poner nuestra atención en los fundamentales sobre los cuales se sostiene el negocio de la empresa a la que representa.

Nuestro sistema va a buscar las mejores empresas fijándose en la rentabilidad intrínseca a ellas. Así, de forma constante, irá creando un grupo con las mejores empresas o por lo menos las mas rentables. Rentabilidad es un buen indice para poder conocer la salud de una empresa lo que significará menos posibilidades de que esta quiebre y con ello limitaremos el riesgo a perder nuestra inversión en ella.


¿Dónde se encuentra el riesgo de meter nuestro dinero en la Bolsa?.

El riesgo está en todas partes y la bolsa no iba a ser una excepción. Además, existen grandes intereses y fondos de inversión que especulan alterando las cotizaciones de mercados enteros a su antojo. Si todo esto no fuera suficiente, tenemos nuestra mente y nuestras emociones cómo pueden ser la avaricia, el exceso de confianza o el miedo para hacernos tomar decisiones poco inteligentes, bursatilmente hablando.

El resultado de todo esto es una sensación de impotencia y frustración y la necesidad de recurrir a un profesional o dejarse convencer por algún comercial de alguna entidad bancaria. Si eliges esta opción te expones a algunos riesgos del que ninguna de estas entidades te va a hablar. El primer riesgo tiene que ver con que no vas a saber en que han invertido tu dinero. Así es, un plan de pensiones comercial va justamente de eso, de invertir todo el dinero que vas metiendo en el. El segundo riesgo tiene que ver con la limitación a la hora de rescatar ese plan, es decir, del momento en que vas a poder disfrutar del dinero que has ganado durante toda tú vida con todo tu esfuerzo. Quizás sea demasiado tarde cuando puedas disfrutar de el.

La vacuna perfecta para el virus del riesgo bursátil viene descrita por una palabra, diversificación. Para una mayor seguridad, nuestro plan tendrá una diversificación en dos dimensiones: la diversificación de empresas y la diversificación temporal.

Esa web  tiene como gran objetivo conseguir explicar en detalle cómo se puede automatizar un plan de pensiones propio. Para ello vamos a ir publicando un conjunto de pasos y explicaciones que os ayudará a entender el enorme poder que se encierra dentro de su sencilla lógica. Te esperamos.





No hay comentarios: