De la Inteligencia Federer a la Inteligencia Nadal.

El otro día estaba hablando con un amigo un poco de todo, de repente, frente a nuestros ojos, apareció un libro que analizaba desde un punto de vista psicológico, las razones por las cuales Rafa Nadal, había llegado a lo mas alto. No se trataba simplemente de enunciar sus numerosos éxitos deportivos sino que mas bien se centraba en describir a la persona. Entre otras muchas lindezas habían dos palabras clave: pasión y perseverancia.

Sistema de Pensiones : Centrémonos en las causas y no en los efectos

Actualmente hay un debate o mejor dicho un malestar social, alimentado por las medidas adoptadas por nuestros gobernantes y potenciado por los medios de comunicación, sobre la reforma que es necesario llevar a cabo sobre el sistema de pensiones y  cuyos efectos conocemos todos. Independientemente de los intereses que puedan haber detrás de las medidas que se están tomando lo cierto es que, estas medidas junto a las justificaciones de las mismas, van dirigidas a los efectos en lugar de dirigirse al corazón de las causas.

Inversiones del siglo XXI: El chino

En las últimas semanas ha salido a la luz que China ha comprado una gran cantidad de deuda española, adquiriendo el 18% de la misma. Parece que poco a poco se va cumpliendo el hecho de que el gigante asiático va a tomar cada vez más protagonismo en el entorno internacional, y va liberándose de las cadenas que le ataban en su implosión económica durante tantos años. Por ello no es descabellado el empezar a pensar que el aprender el idioma de esta potencia en crecimiento puede ser una gran inversión.

¿En que lado de la ecuación quieres estar?

En un artículo anterior expresaba mi opinión sobre el endeudamiento de los estados, y me pregunta porque era necesario que países como España tuvieran que seguir endeudándose cuando ya estaba mas que demostrado que endeudamiento hoy es sinónimo de pobreza el día de mañana. Después estuve presente en la discusión de un interesantísimo artículo en el blog Nuevas Reglas de la Economía, donde su autor contestaba a mis preguntas ofreciéndome un ejemplo simple y claro donde teníamos a 2 personas que no producían nada, una con un producto en sus manos que deseaba vender y otra con una necesidad que solo podía satisfacer este producto y que por lo tanto lo deseaba comprar.