La inflación y su efecto sobre la ansiada jubilación

Recientemente dejé muy claro el origen del problema de las reformas de las pensiones, y el poco interés que parecen tener en resolverlo, sin embargo, hoy voy a ir un poco mas allá y voy a intentar demostrarte porque no vale la pena centrarse tanto en mejorar esta reforma. En primer lugar, quiero que quede claro que estoy completamente en desacuerdo con la misma ya que va destinada a hacer mas pobre al que ya lo es y lo mas terrible, si cabe, en empobrecer a quien pertenece a una clase media, que son quienes hoy en día mantienen tanto a los pobres de verdad como a los ancianos jubilados.

En primer lugar, las pensiones, ¿Que son las pensiones?, ¿De donde crees que sale el dinero para sostener a los pensionistas?. A la primera pregunta responderé con sencillez, una paga que el jubilado cobra mes a mes para poder  subsistir, pero digamoslo claro, una pensión da para subsistir y poco mas. Esto quiere decir que al jubilarte pasarás directamente a la clase pobre, así, sin mas y encima tendrás que dar las gracias tras haber estado 30, 35, 40!!!, años trabajando. Sin embargo, lo que mucha gente no sabe es que el dinero que recibe un pensionista no procede de sus años de cotización, sino que viene directamente de las cotizaciones de los trabajadores en activo en ese momento. Un 16% del sueldo de cada trabajo aproximadamente va destinado a ello, es decir, que para pagar una pensión de 500 euros, son necesarios trabajos por el importe de unos 3125 euros. 125 euros son puestos por el trabajador y teniendo en cuenta que es mas o menos un 4%, esto nos dice que este empleado debería ingresar una mensualidad de 3125 euros para ser capaz de mantener esta paga. ¿Existen muchos sueldos en la actualidad de 3125?. Yo creo que muchos no, y por aquí ya vemos una fisura considerable que te debe ayudar a entender que este sistema por si solo no es sostenible.

Hay un problema adicional en este supuesto (por no mencionar que realmente serían entre 2 o 3 trabajadores quienes sustentarían realmente al jubilado), y es que la realidad en que vivimos actualmente muestra claramente que la relación entre trabajadores y jubilados no se va a mantener constante sino que se va ir incrementando el número de jubilados y por el momento hay pocos indicios que nos hagan albergar esperanza de que los trabajadores crezcan en la misma proporción. Esta situación llevará a un deterioro del sistema de pensiones inexorable.

Otro elemento que muchas veces no se tiene en cuenta y que a quienes tenemos lejana esa fecha de jubilación, allá por el 2045 o mas, no tenemos ni idea, primero, de que paga nos va a corresponder y segundo, el efecto que habrá tenido la inflación sobre la misma.  Es decir, en un sistema económico como en el que vivimos, el aumento de los precios de todos los bienes, entre ellos los que cubren necesidades básicas, es una hipótesis mas que probable, y este aumento de los precios, digamos por hacer una simulación mas o menos realista según la opinión de algunos expertos, podría ser de un 3% anual, un valor muy parecido al IPC del 2010. Asumiendo que la paga del jubilado fuera de 600 euros mensuales, esta tendría que aumentar hasta los 1688 euros allá por el 2045 para poder comprar las mismas cosas que compra un jubilado en la actualidad. ¿De quien crees que depende este incremento?. Quienes toman la decisión son los políticos y en realidad depende del incremento de los sueldos, es decir, si estos 3 trabajos que mantenían al jubilado en el 2010, crecen al mismo ritmo que la inflación, entonces, estos mismos trabajos podrán sostener dicha pensión, pero aquí la pregunta clave es, ¿Quien puede garantizar esto?, a este pregunta no puedo responder porque llevamos una década donde los sueldos ya no son capaces de crecer a ese ritmo y aquí veo otra razón mas para que el paso  del tiempo empobrezca a la sociedad.

Con este artículo, no quiero desalentarte, sino todo lo contrario, quiero que tomes conciencia de la situación real, de que el problema no son los pensionistas actuales, a quienes vamos a poder mal mantener quienes aún conservamos puestos de trabajo sino que el problema y a la vez la solución, recaen en quienes tienen que jubilarse a partir del 2040, quizás antes, pero el 2040, son 30 años donde hay tiempo suficiente o para dejar que el sistema te empobrezca salvajemente o para tomar las medidas adecuadas para construir tu propio plan de pensiones adaptado al presente y sobre todo al futuro que te permita no solo cobrar mes a mes 600 euros de los actuales sino muchos mas. Recuerda, está en tu mano: invierte en ti, en tu familia, en tu sociedad.




1 comentario:

JaiL dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.