Inteligencia emocional + Inteligencia financiera la suma del éxito

La suma perfecta, esto es, inteligencia emocional + inteligencia financiera da como resultado altas probabilidades de éxito. Es obvio que hay otros factores que pueden determinar la bonanza de nuestro negocio o bien la quiebra, pero si se tienen estas dos virtudes bien desarrolladas nuestras probabilidades de éxito se multiplican por mil.

Nuestro sistema educativo es huérfano de la educación en los dos valores básicos del triunfo en la vida, las dos inteligencias. El primero (inteligencia emocional) te da el suficiente conocimiento de ti mismo así como autocontrol para tomar las decisiones, evita que las emociones decidan por ti y te hace ser más reflexivo, algo vital para el mundo de los negocios actual. Por otro lado la inteligencia financiera te aporta información y conocimiento suficientes para que esas decisiones tomadas desde la reflexión más profunda sean lo más coherentes posible con el entorno que te rodea (macroeconomía personal) y con la estructura de tu negocio, es decir, tu microeconomía personal. Debido a la carencia de educación en estos dos valores, mucha gente cuando emprende su negocio o bien inicia sus inversiones toma decisiones desde sus emociones y no desde la lógica y el análisis. Si a eso añadimos su baja inteligencia financiera, está abocada al fracaso total.

Por todo ello, es muy importante no sólo aprender lo que nos enseñan en la escuela y universidad, sino ser capaz de formarse en estos dos campos vitales, en estas dos inteligencias que hoy en día son fundamentales para la buena marcha de nuestros proyectos personales. Disponemos de múltiples títulos que nos dan información y conocimiento sobre las dos inteligencias, aprovechémoslos ya que sin ello nuestra carrera hacia el triunfo se verá repleta de obstáculos.

No hay comentarios: