Aprendiendo a vender: ¿A donde va el dinero que gastas en gasolina?

Hoy pretendo explicar un ejemplo de lo que considero que es aprender a vender. Supongo que te preguntarás que todos sabemos que es vender, y es cierto, desde la visión clásica. Sin embargo, como ya comenté en su momento, es imprescindible equilibrar nuestra micro-economía adquiriendo hábitos de venta y no solo de compra como tienen las personas con mentalidad pobre.

El viernes fui a la gasolinera a poner gasolina y la subida de precios había sido considerable, sin embargo, utilizo poco el coche y con 40 euros al mes tengo mas que suficiente. Imagino que posiblemente no sea tu caso y tengas un gasto anual superior a los 480 euros que me salen a mi. Bien, aquí la pregunta importante es, ¿Estoy comprando o estoy vendiendo?. Está claro que estoy comprando ya que cambio mi dinero a cambio de unos litros de gasóleo que me permiten desplazarme en mi coche. Ante esta situación, subidas del petroleo, subidas en los impuestos sobre el consumo de gasolina, no podemos hacer nada. Sin embargo, si podemos paliar en cierto modo estos efectos o desequilibrios sobre nuestra economía domestica. ¿Como?. Sigue leyendo y te expondré tres soluciones, dos de ellas mas convencionales y una tercera que casi nadie tiene en cuenta, pero que ataca justo el gran problema, que no es otro que el enorme déficit que se produce en nuestra economía por el hecho de tener un coche y en consecuencia por el consumo de gasolina derivado del uso del mismo.

La primera solución es reducir el uso del coche: solo utilizarlo para el trabajo o ver si hay alguna alternativa para poder ir (transporte publico, bicicleta, caminando) y para viajes que no se puedan realizar de otro modo. Con estos cambios ya estamos consiguiendo reducir el uso del coche y el consumo de gasóleo con los beneficios que esto tiene tanto para nuestra cartera como para el medio ambiente. Aquí lo que estoy planteándote es que puedes controlar tus hábitos de compra, reduciéndolos y de paso ofreciéndote la oportunidad de descubrir nuevos hábitos de transporte.

Hasta aquí no hay nada nuevo, incluso podrás decirme que utilizas el coche lo imprescindible y que lo que te estoy contando en este artículo no te ayuda en absoluto, y en cierto modo tendrías razón, sin embargo, por el momento, si serás mas consciente de que tener un automóvil y hacer un uso masivo del mismo crea un desequilibrio tanto en tu economía como en el medio ambiente. Ahora, que ya sabes que el equilibrio económico reside en equilibrar las ventas con las compras, la pregunta obligada es, ¿como puedo equilibrar mi economía?, ¿como puedo vender gasóleo?.

Hay varias alternativas que de forma indirecta de acercan a este objetivo. La mas obvia, sería vender gasóleo, es decir, convertirte en el dueño de esa gasolinera a donde vas a repostar. Aquí queda muy claro que tu gasto en gasolina iría a parar a tu bolsillo directamente. Sin embargo, esta opción es muy complicada de implementar y sería necesario asegurarse que tus ventas de gasolina no solo equilibraran tus compras de este combustible sino el resto de tus compras también. Una segunda alternativa, tampoco nada fácil de poner en practica, salvo que este ya sea tu trabajo, sería trabajar en esa gasolinera, así de forma indirecta, al comprar gasolina, este gasto de alguna manera repercutiría en tu salario y de alguna manera estarías vendiendo. Aunque aquí, lo que estarías vendiendo principalmente sería tu tiempo y tu esfuerzo. Como tercera opción, te propongo comprar acciones de alguna de las empresas que se dedican a vender gasolina. En el ejemplo propongo Repsol, y en este enlace puedes ver el número de acciones de la empresa que deberías comprar en estos momentos para que los dividendos pagasen  tus gastos en gasolina. El capital necesario es elevado, y en estos momentos no está al alcance de todos, sin embargo, es un ejemplo de uso de tu dinero para vender indirectamente productos que forman parte de tu cartera de compras habituales. Con esta forma de pensar, estarás acercándote a tu equilibrio financiero, lo que a su vez, contribuirá a un equilibrio económico global lo que a su vez indica que estarás contribuyendo a un modelo mas sostenible, donde ganará peso el esfuerzo en el tiempo frente a la sociedad del momento en que vivimos en estos días.

Respecto al desequilibrio medio-ambiental ninguna de las soluciones aquí expuestas ofrecen solución, exceptuando, el uso de medios de transporte que no hagan uso del petroleo. Para ello, es necesario un compromiso mundial por alternativas al petroleo mas limpias: energías renovablesla fisión nuclear e inversión en investigación para desarrollar productos mas ecológicos como el coche eléctrico o casas que se auto-abastezcan.

 Y al igual como hemos argumentado en este artículo, la clave está en encontrar la forma de vender esas alternativas, de crear equilibrio tanto en tu economía como en el medio-ambiente y para ello, una alternativa asequible tanto económicamente como en cuanto a esfuerzo, tiempo y dedicación son la compra de acciones de esas expresas que apuestan y en el futuro seguirán haciéndolo por estas alternativas mas ecológicas.

No hay comentarios: