¿Como puedo construir mi propio subsidio?

Hoy en día vemos a un gran número de ciudadanos que necesitan ingresos para poder subsistir y ven como su subsidio está llegando a su fin, o peor aún, ya ha terminado. Ahora les toca estar a la espera de poder encontrar un nuevo trabajo o confiar en que el estado pueda prorrogar algún tipo de ayuda que les pueda permitir sobrevivir. Sin embargo, yo me pregunto., durante los años anteriores, ¿Podrían haber hecho algo al respecto?.

Sí, podrían haber pensado en el futuro tomando acción en el presente y cambiando sus hábitos de gasto de dinero. ¿En qué habría consistido este cambio de hábitos?. En algo tan sencillo como reducir los gastos. Una vez hecho esto, se habría producido un excedente que se habría convertido en ahorro. Sin embargo, almacenar como una hormiga era una buena opción en el siglo pasado, sin embargo, ya no es suficiente para poder construir un  subsidio sostenible en el tiempo, sino que es necesario tomar acción y poner este ahorro a trabajar, lo que coloquialmente se conoce como, invertir este excedente.

Invertir es la palabra, invertir y desarrollar las inteligencias. Me explicaré, un subsidio es un derecho que adquieres por el hecho de haber estado trabajando un determinado tiempo. Básicamente consiste en un conjunto de rentas que se perciben mensualmente durante 2 años y después no queda nada. Entendiendo los dos lados de la ecuación, podrás llegar a la conclusión de que un subsidio como cualquier microsistema para poder ser sostenible debe contener tanto una parte compradora como otra vendedora. En un subsidio convencional, el estado simplemente vende dinero al desempleado que lo utiliza para satisfacer sus necesidades realizando compras.

Desde Invercado  queremos proporcionarte los recursos necesarios para que puedas construir tu propio subsidio sostenible en el tiempo donde este te proporcionará una paga cada mes, durante el tiempo que tu decidas, ¿Cómo?. La respuesta está en Invercado, en el ahorro, en hacer al ahorro trabajar para ti, y en aprovecharse  del poder del interés compuesto.

No hay comentarios: