Marketing personal. Revalorízate y ¡despega!

En los momentos que corren, existe una filosofía de empresa denominada marketing que es indispensable para la supervivencia. Empresas como IKEA, Mercadona o Decathlon realizan grandes desembolsos para tener un plan de marketing robusto que les permite diferenciarse y ganar ventaja sobre sus competidores a la hora de ser elegidos por el consumidor final. Pero, ¿qué es el marketing? Como dije anteriormente, el marketing es una filosofía de empresa, es una entidad etérea que está impregnada en todos y cada uno de los departamentos de la misma con un único objetivo, satisfacer las necesidades del cliente.

¿Qué Noche Vieja quieres para el 2011?

Esta noche despidiremos el año y esperamos que sea una gran noche, sin embargo, todos sabemos que es una noche diferente, exclusiva, nunca volveremos a despedir el 2010, y de esa escasez se aprovechan todos los agentes económicos para sacar partido. ¿Resultado de todo esto?. Precios excesivos que a más de uno le hacen replantearse si realmente vale la pena salir esta noche o si es mejor buscar una alternativa más económica.

Tarjetas de Crédito: Suicidio financiero.

Ayer por casualidad llegó a mis oídos una serie de relatos de personas que contaban en un programa de televisión que para poder llegar a final de mes, y mas si cabe en un mes como diciembre tal lleno de gastos extras, estaban utilizando la tarjeta de crédito para poder hacer frente a todos estos gastos.

Los dividendos: El ahorro del siglo XXI

Ahora mismo nos encontramos en una crisis global originada por por una absoluta irresponsabilidad financiera por parte de todos los participantes del sistema económico. Los bancos son los principales responsables ya que se han encargado de promover y aprobar la conducta generalizada de gastar por adelantado. Sueña y nosotros te proporcionaremos el dinero necesario para que tus deseos sean satisfechos.

La preparación para el cambio

Venimos de una crisis descomunal, que ha destruido miles de empleos a lo largo de los últimos años, pero la humanidad sigue pensando del mismo modo. La mentalidad no ha cambiado pese al fiasco económico. Nadie se da cuenta, o no quiere molestarse en entender que esta crisis no es más que el toque de campanas para la presentación del cambio, el nuevo mundo económico ya está aquí, un nuevo marco que a muchos puede resultar desconcertante. Miles de empresas se marchan a países de Oriente con el fin de ahorrar gastos (la muy conocida Globalización), muchos empleados pueden ya trabajar desde sus casas con una simple conexión a Internet y un teléfono móvil, y gran parte de tareas heredadas de la era industrial ya pueden ser llevadas a cabo al 100% por máquinas.

Todo lo comentado anteriormente tiene una explicación clara, vivimos un cambio de era. Hemos pasado de la era industrial a la era del conocimiento, la información fluye en milisegundos entre antípodas, pero nosotros seguimos con nuestros vetustos hábitos industriales.

Debemos prepararnos para el cambio, el concepto de empresa nunca será lo que antes fue, quizá, en un futuro, cada persona constituya una empresa, los denominados agentes libres, pero ¿Estamos preparados para ello?

Hay expertos que introducen el concepto de superPYME, que no es más que una PYME como cualquier otra que se sabe adaptar al cambio, a esta nueva era. Modificará su hábito de determinar las horas a trabajar, para pasar a pensar en el tiempo necesario a invertir para que sus empleados cumplan sus objetivos. Y sí, es un primer paso, la economía se reduce a números, y actualmente en la era de la información las empresas quieren resultados por encima de las horas que deben tener a sus empleados entre paredes. El cambio de era ha llegado, y esta crisis mundial es el primer aviso, toda empresa/agente que no tome las medidas oportunas para reinventarse en este nuevo entorno económico, adaptándose a las nuevas tecnologías, y tratando de flexibilizar la forma de trabajar de sus empleados está inevitablemente destinada al fracaso. Tras leer este texto reflexiona,¿está tu empresa preparada para tal cambio? Si respondes que no, toma medidas antes de que el cambio te sorprenda. Antes de que el cambio os sorprenda.

¿Que hago si acierto el Gordo de Navidad?. Segunda Parte

Por casualidades de la vida, o caprichos del bombo navideño, tenemos 300000 euros en nuestras manos. ¿Qué podemos hacer?. En el artículo predecesor hablábamos sobre dos tipos de comportamiento muy habituales entre las personas que se ven en estas circunstancias. Además mencionábamos una tercera posibilidad que nos permitiría no sólo conservar el capital base (incluyendo los efectos inflacionarios) sino que nos permitiría poder alcanzar una independencia financiera a unos años vista. ¿Cómo es posible?. Si quieres saberlo, sigue leyendo.

El primer paso sería distribuir este capital en 5 bloques de 60000 euros. Cuatro de ellos irían destinados a renta fija con el objetivo de obtener una rentabilidad del 5% medio. Existen muchos lugares en la red donde es posible: por una parte incrementar tu inteligencia financiera sobre cómo funciona la renta fija y por otra encontrar  los mejores productos en renta fija en cada momento.

El segundo paso consistiría en coger el quinto bloque de 60000 euros e invertirlo en renta variable. Aquí el objetivo sería hacer compras periódicas con INVERCADO,  obteniendo una rentabilidad de 5 o según el momento, incluso el 6% anual pero con la ventaja de que los dividendos ingresados irán creciendo año a año como mínimo al ritmo que lo hace la inflación.

Tras un primer año, habremos obtenido unos 12000 euros procedentes de los intereses de los depósitos y unos 3000 euros procedentes de los dividendos generados por las acciones bursátiles. Una vez hecho esto, aplicaremos un conjunto sencillo de reglas de gestión del dinero para aprovechar el poder del interés compuesto que se puede resumir en:

  • Cada año unimos los depósitos en renta fija, mas los intereses y unidos a los dividendos y hacemos un nuevo reparto, aunque cada año tenemos un bloque menos ya que la inversión en renta variable es a largo plazo mientras que la inversión en renta fija es a corto.
  • Siempre invertimos un bloque en renta variable y el resto en renta fija hasta que sólo tengamos un bloque que irá año tras año a renta variable.
Llegados al 6º año tendremos todo el capital invertido en renta variable siguiendo los criterios de Invercado y a partir de este momento reinvirtiremos los dividendos en renta variable hasta llegar al décimo año en que ya dispondremos de un flujo anual de 24300 euros aproximadamente deflactados al 2010, lo que supone una renta mensual de 2025 euros que ya permitiría poder vivir sin necesidad de tener que trabajar por dinero.

Los cálculos son orientativos y puedes verlos aquí, sin embargo es un fantástico ejemplo de cómo es posible gestionar un capital base aplicando inteligencia financiera para obtener una renta mensual que permita vivir sin necesidad de un empleo ni de gastar recursos del Estado.

¿Qué hago si acierto el Gordo de Navidad?. Primera Parte

Se acerca el día 22 de diciembre, y la casi totalidad de españoles ha comprado uno o varios boletos del Gordo de Navidad. La gran ilusión de todos es poder acertar el primer premio, aunque somos conscientes de que es muy difícil, sin embargo, yo me pregunto. ¿Qué pasaría si te tocara?.

En primer lugar habrías ganado 300000 euros, ¡suena bien, eh! Entonces te vas a celebrarlo y vives en medio de una burbuja de felicidad, sin embargo tras este estallido de felicidad llega la gran pregunta. ¿Qué haces con todo ese dinero?.

Hay un grupo de personas que directamente se ponen a pensar en qué podrían gastar este dinero. ¡Un piso!, ¡Un coche!, ¡Amortizar la hipoteca!..., así a golpe de vista puede sonar bien pero la verdad es que tomando este tipo de decisiones pronto se quedarán sin dinero y tendrán que volver a trabajar para poder conseguirlo.

Otro grupo, mas prudente, piensa en pegarse algún capricho y ahorrar una gran parte, llevarlo al banco y esperar que este les pueda ofrecer algún tipo de plazo fijo. En estas condiciones pueden conseguir una renta anual, posiblemente un 5% en los tiempos que corren y algo más en un futuro, lo que podrían ser unos 10000 euros anuales, lo cual no está nada mal, sin embargo, con 10000 euros ingresados cada año no es posible vivir sin trabajar, ni ahora ni posiblemente nunca.

El primero de los grupos como ya he comentado está destinado a desprenderse de todo este dinero a cambio de un conjunto de pasivos que en el mejor de los casos les obligará a trabajar toda la vida para poder mantenerlos. Sin embargo, es bastante probable que este conjunto de pasivos construyan un flujo de gastos que hagan subir el coste de vida, lo que podría conducir a estas personas a la ruina total por no disponer de un trabajo capaz  de producir un flujo de ingresos que los compensara.

El segundo grupo prácticamente no tiene que preocuparse por un final tan trágico siempre que sigan trabajando, ya que los intereses serían una gran ayuda hoy, pero no suficiente para alcanzar la libertad financiera. Una posible alternativa podría ser ir consumiendo parte del capital año tras año para alcanzar digamos, unos 30000 euros con los que se podrían vivir en los tiempos actuales, pero claro, ¿Cuántos años?.

En la segunda entrega de este articulo hablaré sobre un tercer planteamiento que exige un mayor desarrollo de la inteligencia financiera que permitirá hacer un uso mas eficiente de este capital para poder retirarte en 10 años.

El poder del Interés Compuesto

La mayoría de las personas tienen una serie de creencias erróneas sobre el dinero. Una de ellas es confundir el interés simple con el interés compuesto. Para ilustrar esta confusión utilizaré dos ejemplos muy comunes en nuestros días.

Libertad financiera, ¿realidad o ficción?

Cuenta la leyenda, un joven campesino de la baja Babilonia tenía un pequeño campo donde cultivaba trigo. Un buen día, decidió viajar hacia el norte con dos sacos de trigo. Cuando llegó a su destino, contempló sorprendido que los habitantes de la población que estaba visitando le ofrecían cambios de sus bolsas de trigo por objetos y otros cultivos. Curiosamente, en aquella zona había una gran demanda de trigo, por lo que finalmente el joven accedió a cambiar una bolsa de trigo por semillas de palmera datilera.
Ya de vuelta a su población de origen, el joven plantó las semillas de palmera datilera y observó como muchos vecinos de su campo le ofrecían grandes fortunas a cambio de dátiles y semillas de palmera datilera. El joven a cambio de una bolsa de trigo había sido capaz de constituir un activo que le proporcionaba riqueza.
Tras este relato es más que evidente que la libertad financiera está mucho más próxima a nosotros de lo que pensamos. Si fuésemos capaces de pensar por un momento todo lo que podemos hacer con nuestros ahorros (bolsas de trigo), de manera que podamos conseguir semillas que trabajen para nosotros (activos), que tras sembrarlas nos den los frutos y más semillas para repoblar dichos activos, veríamos que construir activos que nos liberen financieramente no dista mucho de la realidad.Hoy en día vivimos en una sociedad que facilita el conocimiento, si ese joven hubiese sido capaz de tener la información de la demanda de su trigo en otras poblaciones tal como hoy en día nosotros conocemos el estado de los mercados, todo hubiera resultado más fácil. ¿Por qué no empezar a ver más allá de nuestro campo de trigo? Las herramientas y el potencial existe, solamente hace falta una cultura financiera sólida y conocer que las limitaciones te las pones tú.

¿Como puedo construir mi propio subsidio?

Hoy en día vemos a un gran número de ciudadanos que necesitan ingresos para poder subsistir y ven como su subsidio está llegando a su fin, o peor aún, ya ha terminado. Ahora les toca estar a la espera de poder encontrar un nuevo trabajo o confiar en que el estado pueda prorrogar algún tipo de ayuda que les pueda permitir sobrevivir. Sin embargo, yo me pregunto., durante los años anteriores, ¿Podrían haber hecho algo al respecto?.